INTERÉS GENERAL

Lenguaje inclusivo Cristina Kirchner: “No me gusta el todes, prefiero el todos y todas”

Durante la presentación de su libro en La Habana, Cuba, la vicepresidenta opinó sobre un tema que genera polémica.

La vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, habló este sábado sobre la inclusión del género en el lenguaje y dijo que «no» le «gusta» el «todes», sino que prefiere el «todos y todas» porque lleva su «patente».

Durante la presentación de su libro «Sinceramente» en la 29ª Feria del Libro de La Habana, Cuba, la vicepresidenta recordó el episodio que protagonizó en el Senado cuando corrigió al senador José Mayans proque la había llamado «presidente».

«Lo que pasa ahora con esto del coronavirus y este temor a una peste bíblica. Porque tiene rasgos bíblicos. Nos hace repensar un poquito todo a todas, todos y todes, como decís vos… pero a mí no me gusta. Me gusta el todos y todas que es patente Cristina», dijo.

Luego, se refirió a las críticas que recibía en su mandato: «Inclusive, se reían cuando yo demandaba que me dijeran presidenta. Hasta eso tuve que pelear. Que me dijeran presidenta».

«La verdad, no era una cosa del otro mundo. Era que reconocieran mi sexo y mi género en ejercicio de una función que, es cierto, nunca había accedido una mujer en la Argentina», dijo vicepresidenta, y se quejó: «Pero hasta eso me disputaron»

«La verdad, no era una cosa del otro mundo. Era que reconocieran mi sexo y mi género en ejercicio de una función que, es cierto, nunca había accedido una mujer en la Argentina», dijo vicepresidenta, y se quejó: «Pero hasta eso me disputaron».


Y también remarcó que recientemente la Real Academia Española se pronunció a favor de hablar de «presidenta» cuando se trata de una mujer. «La opción más adecuada hoy es usar la forma ‘presidenta‘, femenino documentado en español desde el s. XV y presente en el diccionario académico desde 1803″, definió la entidad hace unas semanas.

«No, no es presidenta. Es presidente’ me decían hasta que una señora, no muy amigablemente para conmigo, RAE y se encontró con la sorpresa de que le dijo que era mucho más conveniente que me dijeran presidenta», contó, y concluyó: «En fin. Fíjense. Finalmente, la Real Academia Española nos dio la razón».

Botón volver arriba