CIUDADES ALEDAÑAS

Detenciones en Villa Constitución

En la madrugada del sábado la Policía Santafesina detuvo a 18 personas por haberse reunido durante la cuarentena. La resolución de volver a suspender las reuniones familiares está fundada, según el intendente Berti, en el aumento de casos de Covid 19 en pueblos vecinos y en la provincia de Santa Fe en general.

Esto resulta contradictorio si pensamos que para frenar la circulación comunitaria del virus prohíben las reuniones familiares pero siguen en funcionamiento grandes fábricas no esenciales como Acindar y Siderar, que albergan bajo sus techos miles de trabajadores con insuficientes o nulas medidas de bioseguridad. Para los gobiernos la prioridad es clara: asegurar que las grandes industrias sigan produciendo a costa de la salud y las vidas de miles de obreros. El crecimiento exponencial de los casos no se debe a las reuniones familiares como los gobiernos quieren hacernos creer, sino al afán de sostener la rueda productiva a cualquier precio.

Por otra parte, la situación de los trabajadores y trabajadoras de la salud sigue siendo crítica. No solo por la precarización laboral a la que fueron sometidos las últimas décadas, sino por la falta de insumos para protegerse en medio de esta pandemia. Ellos y ellas están en la primera linea de combate contra el virus, pero el presupuesto que destinan los gobiernos para salud pública sigue siendo ínfimo.

Una vez más, los intereses de los poderosos se imponen sobre las vidas del pueblo trabajador. Mientras se garantizan las ganancias siderales de los grandes monstruos, el pueblo trabajador y la juventud son perseguidos por las fuerzas de seguridad.

Fuente: La Izquierda Diario

Comentarios:
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar