INTERÉS GENERAL

Todas las intoxicaciones por monóxido de carbono son evitables

El monóxido de carbono es un gas tóxico, menos denso que el aire, que se dispersa con facilidad. A su alta toxicidad, se suma la peligrosidad de pasar desapercibido, ya que no se ve, no se huele y no irrita.

Por eso, es muy importante estar alerta y seguir estas recomendaciones para prevenir accidentes en nuestro hogar.

Recordá que podés llamar al 107 si presentás síntomas como:

  •  Dolor de cabeza
  •  Vómitos o náuseas
  •  Mareos
  •  Falta de aire
  •  Convulsiones
  •  Desmayos o pérdidas de conocimiento

Es importante informar al personal médico sobre la sospecha de estar sufriendo intoxicación por monóxido de carbono.

Botón volver arriba