INTERÉS GENERAL
Tendencia

Todas las intoxicaciones por monóxido de carbono son evitables

La Municipalidad de San Nicolás recuerda que el control de las instalaciones de gas y la ventilación de los ambientes durante la época invernal son las principales medidas de prevención de las intoxicaciones por monóxido de carbono.

El monóxido de carbono es un gas venenoso, sin color ni olor. Este gas se produce por la combustión incompleta del carbono presente en materiales tales como leña, carbón de leña, gas, kerosene, alcohol, gas oil, nafta. Su inhalación provoca que se reemplace el oxígeno en el torrente sanguíneo con la consecuente falta de oxígeno, dañando el corazón, el cerebro y otras partes del cuerpo.

¿Cómo se produce la intoxicación por monóxido de carbono?

La inhalación e Intoxicación por monóxido de carbono produce que se emplace al oxígeno en el torrente sanguíneo por este gas. En consecuencia, la falta de oxígeno daña el corazón, el cerebro y otras partes del cuerpo.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas pueden variar de una persona a otra. Quienes tienen mayor riesgo de intoxicación son los niños pequeños, los adultos mayores, las personas con enfermedades cardíacas y/o pulmonares, los fumadores y las personas que habitan en zonas de gran altitud.

El principal riesgo de este tipo de intoxicación es que en muchos casos la persona no es consciente de los síntomas. Éstos pueden ser:

•          Dolor de cabeza.

•          Náuseas o vómitos.

•          Mareos, acompañados de cansancio.

•          Letargo o confusión.

•          Desmayo o pérdida de conocimiento.

•          Alteraciones visuales.

•          Convulsiones.

•          Estado de coma.

Ante los primeros indicios, es necesario ventilar el ambiente y comunicarse al 107. Es importante informar al personal médico sobre la sospecha de estar sufriendo intoxicación por monóxido de carbono.

Botón volver arriba