ACTUALIDAD

Para el viceministro de Salud bonaerense, la unificación de datos es una “revolución en términos de información sanitaria”

Luego del pedido de interpelación de la oposición, Nicolás Kreplak anticipó que el ministro Gollan dará explicaciones en la Legislatura provincial sobre las más de 3500 “nuevas” muertes.

El viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, aseguró que la decisión que tomaron es “revolucionar en términos de información sanitaria”. De esta forma, el Gobierno de la provincia de Buenos Aires respaldó la unificación de bases de datos de coronavirus.

El pasado viernes, el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, anunció en conferencia de prensa en Gobernación una “recategorización” de los datos por COVID-19. De esta forma, explicó que agregaron otras bases de información, ya que al Sistema Integrado de Información Sanitaria (SISA) incorporaron el sistema de gestión de camas (SIGEC) y el Registro de las Personas. Con este cambio sumaron más de 3500 muertes por la enfermedad.

En respuesta, el interbloque de senadores bonaerenses de Juntos por el Cambio pedirá el lunes la interpelación de Gollan. Quieren que el funcionario brinde explicaciones sobre “los inconvenientes admitidos por la cartera respecto a la elaboración de estadísticas de personas contagiadas y fallecidas por COVID-19”, según manifestaron en un comunicado.

Kreplak, por su parte, dijo que las interpelaciones “son obligatorias” y que tienen “vocación de diálogo”. Además, recordó que el ministro de Salud provincial “fue en múltiples oportunidades a explicarles a los legisladores” el trabajo que realiza contra la pandemia, con exposiciones “largas, profundas, con datos”.

En relación a la unificación de datos por la enfermedad, el viceministro explicó que la información la cargan en el sistema las clínicas y sanatorios. Señaló que a mediados de agosto empezaron a registrar demoras en la carga de las muertes por COVID-19 “por el esfuerzo de los médicos, por la cantidad de contagios”. También advirtió que los profesionales no priorizaron esta actividad para ocuparse de la atención de los pacientes y que al notar desfasajes con la información les pidieron que aceleraran la transmisión de datos.

En este sentido, Kreplak explicó que desarrollaron una herramienta que no es indispensable que sea el equipo de salud el que cargue los datos, sino que sino pueden hacerlo ellos, con sistemas complementarios, y consideró que con esa medida lo que hicieron es “revolucionar en términos de información sanitaria”. Aclaró que antes de mediados de agosta la diferencia era “marginal” y que después de esa fecha hubo “sobrecarga de trabajo” en los centros de salud, en diálogo con Radio Mitre.

A continuación, pidió que en el área metropolitana se tomen decisiones “lo más juntos posible”, en relación a las aperturas que dispone la Ciudad, porque sostuvo que “tienen impacto en todos lados”. Dijo que “el ejemplo mas brutal fue el de mitad de agosto, cuando hacia el 23 había un escenario de descenso de casos que empezó a revertirse cuatro días después, con aperturas significativas de actividades”.

Explicó que les cuesta “decirles que no a los intendentes” cuando reclaman flexibilizaciones de rubros que no están autorizados, que igualmente “terminan sucediendo”. Habló de “problemas de fiscalización y de mensajes contradictorios” por los que finalmente vuelven actividades que no están habilitadas por las autoridades provinciales. Por eso pidió tomar “decisiones en conjunto”.

Finalmente, destacó que en provincia de Buenos Aires “hay un 50% de gente que sigue sin movilizarse” y que la suspensión de clases presenciales tiene mucho que ver con la baja de circulación. Consideró que si no fuera por estas medidas la pandemia habría sido todavía “más grave”.


LEER TAMBIÉN

Fuente
FILO.NEWS
Botón volver arriba