LOCALES

Se terminó de reconstruir el camino que se había roto en el Parque Rafael de Aguiar

El Ing. Darío Gritti, secretario de Obras Públicas del municipio, informó en un programa radial que el camino que se desmoronó a raíz de la bajante histórica del río Paraná ya fue reparado para la tranquilidad y seguridad de los ciudadanos.

Repararlo significa un alivio para quienes desean disfrutar de la belleza de la reserva ecológica. Afortunadamente, no hubo que lamentar pérdidas tras su desmoronamiento. Gracias a la pandemia, que prohibió la circulación, no había transeúntes cuando ocurrió el desprendimiento.

En cuanto a los escombros que se arrojaron en el parque, el Ing. Gritti explicó que era necesario que se utilicen: “Estamos haciendo los refuerzos necesarios del terraplén, sobre todo al lado de la laguna negra, donde solo hay siete u ocho metros de ancho. Las embarcaciones fueron deteriorando el terraplén y por eso debimos tomar intervención”.

Tras la realización de muchos análisis, en conjunto con expertos de la materia, definió la utilización de una base de material inerte como es el hormigón de rezago (no nuevo) y de toscas. De hecho, estarían replicando lo que hizo posible la realización del camino hace cincuenta años cuando era un basural. «El camino no existía, sino que era un borde de laguna. Para poder hacerlo, se utilizó el hormigón de rezago. Tras los sedimentos formados por el Paraná y la vegetación que se va degradando, forma una capa muy rica pero de poca capacidad portante. Por lo tanto, la mejor forma de estabilizarlo es haciendo la capa de hormigón pero que no sea nuevo, ya que se necesita de sílice, piedra, carbonato de calcio y piedra granítica; siendo lo que constituye el hormigón útil para el camino del Parque Rafael de Aguiar». De esta manera, las lagunas seguirán existiendo, ya que el terraplén estará lo suficientemente reforzado y se evitará un nuevo desmoronamiento.


LEER TAMBIÉN

Botón volver arriba