GÉNERO

Qué es una “mamá luchona” y por qué desató una pelea en una escuela

La discusión por WhatsApp en un grupo de madres, que incluyó un concepto discriminatorio, concluyó con un enfrentamiento entre padres en el colegio. Uno de ellos perdió la visión de un ojo.

La feroz pelea entre dos padres en un colegio de Buenos Aires a raíz de una serie de audios y amenazas en el “grupo de mamis” de WhatsApp inundó los medios nacionales. Según se informó, el enfrentamiento tuvo su inicio en la plataforma, luego de que una de las madres le dijera a otra: “yo no hablo con mamás luchonas”.

Este termino tomó relevancia ante el desconocimiento de su significado en nuestro país. Fue así que en diálogo con Clarín, Mariana Massaccesi, politóloga especialista en género, señaló que “es un concepto discriminatorio desde todo punto de vista”.

Mamá luchona “es un término que se usaba en México para reivindicar la maternidad de mujeres muy jóvenes, menores de 20 años, que quedaban en soledad sin compartir la crianza, sin recursos económicos y poniéndose al frente de esos hijos para que salgan adelante”, aseguró la especialista.

A tal punto en ese país se identificaba con esta expresión que, por ejemplo, “en el Día del Padre había una movida de estas mamás luchonas para reivindicarse como mapadres (madres y padres al mismo tiempo)”, señaló la especialista.

Pero, ¿qué significa esto? Massaccesi, (en Instagram, @soymarianamass), explicó que su origen nada tiene que ver con el uso que actualmente se le da en Argentina.

“En Argentina el término ‘mamá luchona’ se usa más para mujeres jóvenes, en general de muy bajos recursos, que viven en villas, que tuvieron embarazos tempranos, que también crían solas y que no renuncian a la etapa vital que están viviendo: que siguen saliendo, que hacen vida de amistad y dejan a sus hijos o hijas al cuidado de sus propias mamás o de otras mujeres del barrio”.

Relató la politóloga

Se utiliza como un insulto porque “es muy discriminatorio, muy sexista. Ahora con la ‘mamá luchona’ ya no hablamos de esa madre abnegada que se pone al frente de la crianza del hijo, sino de una mamá que a los ojos de los demás pareciera que no se ocupa, que deja a ese niño o niña y va a divertirse”. “Hay una sociedad que no permite el disfrute en las madres, como si fuese incompatible”, destacó.

El trasfondo, explicó la experta en género, tiene que ver con la estigmatización de estas chicas “en un momento donde Argentina tiene una de las tasas más altas de desocupación en mujeres jóvenes que no tienen ni buscan empleo y ni siquiera pudieron terminar los estudios. Son mujeres que están bastante solas y sin acceso a educación sexual integral, a las posibilidades que hay cuando quedan embarazadas y no quieren elegir ese proyecto de vida”.

“Esto -concluyó- es bastardear la maternidad y el rol de cuidado, porque nadie le diría algo así a un varón”.

La pelea

Según informó la agencia Télam, los dos hombres discutieron en la puerta de un colegio de Caseros, al parecer tras una pelea por un grupo el chat de WhatsApp entre las parejas de ambos, y uno de ellos fue gravemente herido en uno de sus ojos.

El hecho ocurrió en la puerta del colegio Instituto Evangélico Americano, donde tuvo que intervenir personas policial que se encontraba en la zona, y cuyo accionar quedó registrada por las cámaras de seguridad de la cuadra.


Según fuentes judiciales, y de acuerdo a lo recabado de testigos de la pelea y de los participantes del chat, todo se inició días atrás cuando las mamás de dos alumnos del jardín de la institución se cruzaron por un comentario en la app.

Allí, una de ellas, que después se la ve en el video junto a su marido cuando agreden al otro hombre, es la que amenaza a otra mamá: «ya nos vamos a ver, y espero que me lo digas en la cara».

Según un audio que consta en la causa, la madre cuyo marido fue agredido le dijo, «yo no hablo con mamás luchonas».

Con esto como antecedente, al día siguiente, la pareja integrada Alberto M. (de 52 años) y su mujer (que no fue identificada) se encontraron con Esteban B. (de 46), marido de la mujer que decía no querer pelear.

Tras un breve intercambio de palabras, M. comenzó a golpear con violencia al otro hombre, lo que motivó la intervención de efectivos de la Policía Bonaerense y de la Policía Federal que se encontraban en esa cuadra.

Según quedó registrado en las cámaras, se ve cómo primero la mujer le arroja una patada a B. y luego su marido le da un golpe en la cara que provoca su caída al suelo, donde le siguen pegando hasta que llegan los efectivos policiales.


Como consecuencia de la pelea, M. fue aprehendido y trasladado a la comisaría 1ra de Caseros, donde quedó alojado a disposición de la UFI 1 del Departamento Judicial de San Martín; mientras que la víctima de la golpiza fue trasladado a una clínica de la localidad de Ramos Mejía, donde los médicos constataron una grave herida en uno de sus ojos, cuyo golpe le habría ocasionado la pérdida de la vista.

Filo

Turismo Gobierno Ciudad de Buenos Aires
Botón volver arriba